3 preguntas que deberías hacerte antes de emprender

Propuestas para vencer despilfarros, empecemos a ahorrar
18 diciembre, 2018
Cuatro consejos básicos para iniciar el año con buen pie
18 enero, 2019

3 preguntas que deberías hacerte antes de emprender

Antes de lanzarse al desafío de emprender, es necesario tener la certeza de estar preparado para enfrentarlo.

• Dejar que la mente vuele y sueñe en grande es sencillo, lo difícil es aterrizar las ideas con las preguntas correctas.

• Aspirantes a emprender deben aprender a analizar si sus decisiones son o no las más adecuadas.

• Cuestionarse permite conocer el nivel de preparación, y planificar de mejor forma los pasos a realizar.

Ya lo ves todo claro en tu mente. El tipo de negocio que vas a tener, la oficina en la que vas a trabajar cada día, el tipo de empleado con el que te gustaría trabajar, cómo poco a poco conquistarás a más clientes... Imaginar un proyecto es, de hecho, sumamente sencillo.

El principal problema al planificar un negocio es aterrizarlo y pensarlo de forma realista, a través de preguntas y dudas que indiquen al aspirante a emprender si se encuentra realmente preparado para dicha situación. Sin este paso, todo proyecto se encuentra condenado al fracaso.

Puede parecer un paso tedioso, pero lo cierto es que detenerse por un momento a pensar antes de actuar permite reducir algunos de los errores típicos de todo emprendedor principiante. Además, ayuda a planificar de mejor forma los pasos a dar, partiendo del autoconocimiento.

¿Qué es necesario preguntarse? Si vas a emprender, es importante que te incomodes con preguntas que realmente te obliguen a imaginarte como un emprendedor en medio de una crisis, con importantes decisiones que tomar.

Si es tu caso y hace tiempo tenés una idea de negocio en mente, estas son las 3 preguntas básicas que deberías hacerte antes de darle vida:

1. ¿Existe una demanda? ¿Estás ofreciendo algo solicitado? ¿O simplemente satisfaciendo un gusto personal? Asegurarte de tener eco en el mercado es el primer paso para triunfar.

2. ¿Estoy innovando? Si vas a ofrecer algo que ya existe, es mejor que desistas y hagas a un lado la idea de emprender.

3. ¿Tengo lo que necesito? Esta pregunta aplica tanto a aspectos económicos, como a habilidades necesarias para liderar un emprendimiento, conocimientos del mercado, etc. El mundo necesita emprendedores. Estos son los que permiten a los consumidores acceder a un mercado variado e innovador, dando vida a industrias congeladas por la falta de creatividad.

Pero el boom que en los últimos años han obtenido este tipo de trabajadores no es motivo suficiente para tirarse a la pileta sin antes comprobar que esta tenga agua. Por ello, lo recomendable es que intentes ir paso a paso y te tomes tu tiempo antes de decidir.

Fuente: https://bit.ly/2GkM7eh